Todo lo que necesitas saber sobre traducción de documentos

Todo lo que necesitas saber sobre traducción de documentos

Todo lo que necesitas saber sobre traducción de documentos

¿Qué es traducción?

La traducción es más que solo pasar de una lengua a otra un texto escrito.  En otras palabras, la traducción es el proceso de lograr que un texto exprese lo mismo o relativamente lo mismo en otra lengua; decimos que relativamente lo mismo porque no siempre se puede lograr una traducción 100 % equivalente.  El texto traducido no es como la imagen de un objeto reflejada en un espejo. Ahora bien, el término traducción hace referencia tanto a la acción de traducir como al resultado de ella. Es a la vez proceso como producto: cuando decimos “la traducción del manual tomó más tiempo del estipulado”, nos referimos al proceso y cuando decimos “la traducción de la carta está sobre la mesa” nos referimos al producto.

¿Qué se traduce?

Aunque en el lenguaje ordinario decimos traducción de palabras, oraciones, párrafos, documentos, libros, la traducción como actividad profesional es la traslación del significado, sentido o mensaje del texto original. Cuando traducimos buscamos expresar el mismo sentido del texto original, reproducir la intención del autor o producir el mismo efecto en el lector. No se hace una simple traducción de palabras o lo que comúnmente llamamos traducción literal. Ésta muy pocas veces logra la reproducción de un sentido equivalente, pues los idiomas no son sistemas equivalentes: cada idioma es un sistema autónomo con sus propias reglas, gramática, y modos de expresión.  El ya fallecido y gran traductor español Valentín García Yebra no pudo haber expresado mejor en qué consiste la traducción:

“Una traducción debe decir todo lo que dice el original, no decir nada que el original no diga, y decirlo todo con la corrección y la naturalidad que permita la lengua a la que se traduce”.

¿Qué hace que una traducción sea de excelente calidad?

La calidad de una traducción depende tanto de la capacidad del traductor de comprender adecuadamente el texto original, como de su capacidad para exponer dicho significado en el documento final. La traducción es un proceso de doble vía: primero debo comprender el texto y luego debo producir un texto equivalente. No basta con comprender muy bien un texto, porque si no puedo producir un texto con un sentido equivalente al del original, la traducción será deficiente y, si mi comprensión es limitada, tampoco podre traducir; simplemente no puedo traducir bien lo que no he comprendido.  Los buenos traductores son, por lo tanto, aquellos que dominan tanto la lengua de salida como la lengua de llegada.

Como el ser humano desarrolla mejor su capacidad de comprensión que su capacidad de expresión (constantemente estamos recibiendo mensajes del mundo exterior e interpretándolos y no siempre estamos produciendo o enviando mensajes al mundo), normalmente los traductores traducen mejor a su lengua materna. Si usted habla inglés como segunda lengua, le será más fácil comprender un texto en inglés que producirlo. Es por esto que un buen traductor se esfuerza tanto por conocer la lengua de partida como por dominar su lengua materna y dependiendo del idioma al que se requiere la traducción, ésta es realizada por nativos, para garantizar la naturalidad y la calidad del documento final.

En Bogotá existen desde hace ya varios años empresas como Inglés Bogotá que ofrecen servicios de traducción en varios idiomas (inglés, francés, español, alemán, portugués, etc.) de muy excelente calidad y que cuentan con traductores profesionales tanto colombianos como extranjeros. A la hora de traducir tus documentos no arriesgues calidad por precio.

Cotización Gratis
2016-10-30T20:27:04+00:00