Saltear al contenido principal
Traducción Oficial En Colombia: Definición Y Normatividad

Traducción oficial en Colombia: Definición y normatividad

¿Qué es una traducción oficial?

La traducción oficial en Colombia se refiere a la traducción de documentos de carácter oficial que deben ser presentados ante una entidad oficial extranjera. Asimismo, también se refiere a la traducción de documentos extranjeros que deben surtir efecto en Colombia.

Las traducciones oficiales garantizan que dicha traducción fue realizada por un traductor oficial certificado ante el Ministerio de Relaciones Exteriores y que tiene validez legal en Colombia o en otros países, según proceda.

Por ejemplo, para tener validez en el extranjero, los documentos colombianos necesitan de traducciones oficiales al inglés (u otro idioma según proceda). En cambio, los documentos extranjeros necesitan de traducciones oficiales al español para tener validez en Colombia.

¿Qué documentos necesitan traducciones oficiales?

Algunos de los documentos que requieren traducciones oficiales son:

  • Certificados académicos
  • Diplomas
  • Actas de nacimiento
  • Títulos de propiedad
  • Escrituras
  • Apostillas
  • Visas
  • Documentos migratorios
  • Certificados de divorcio
  • Certificados médicos
  • Resoluciones
  • Antecedentes judiciales

Además, algunas empresas también pueden solicitar la traducción oficial de otros documentos importantes y confidenciales como lo son los contratos. Esto con el fin de facilitar el proceso de negociación con los clientes y socios que hablan otro idioma. Además, esto ayuda a certificar la veracidad y legalidad de la traducción.

¿Cómo sé si un traductor oficial está certificado?

De acuerdo con la normatividad, toda persona que quiera convertirse en traductor oficial en Colombia debe aprobar un examen de certificación y luego registrarse como tal en la cancillería. Por lo tanto, todo traductor oficial en Colombia está debidamente certificado.

Normas sobre la traducción oficial en Colombia

Cuando hablamos de traducción oficial, las normas pueden variar en cada país. Sin embargo, las normas de traducción oficial suelen ser muy parecidas en términos generales. Por ejemplo las firmas, sellos y declaraciones juradas que deben ir en cada documento traducido.

En cuanto a las normas específicas de traducción oficial en Colombia, los traductores oficiales deben cumplir con las pautas establecidas por la Cancillería. En resumen, las normas sobre traducción oficial en Colombia son las siguientes:

  • Encabezado: Indica desde el primer momento que el documento en cuestión es una traducción oficial. Generalmente solo se incluye la leyenda “Traducción Oficial”. También puede incluir la numeración de páginas y subtítulos que corresponden al contenido del documento original para facilitar la referenciación
  • Sello del traductor oficial: Puede incluir el nombre completo del traductor, número de resolución expedida por el Ministerio de Justicia, fecha en que se llevó a cabo dicha traducción y los idiomas en los cuales trabaja el traductor. El sello del traductor oficial debe ir en cada página del documento.
  • Firma del traductor: Debe ser la firma original del traductor y debe ubicarse en el final del documento. Si el documento es demasiado extenso, se pueden colocar solo las iniciales. La firma del traductor oficial debe ir en cada página del documento.
  • Mención de sellos: Establece por escrito el contenido de los sellos, legalizaciones y apostillas del documento original. Estos sellos se colocan en el documento antes de proceder con la traducción oficial e indican que se trata de un documento original con valor legal.
  • Número de traducción oficial: Conforme realiza su trabajo, el traductor puede llevar un conteo de los documentos traducidos y agregar un folio al número que corresponda el presente documento.
  • Legalización y apostilla: De acuerdo a la Resolución 2201 del 22 de julio de 1997, todo documento que necesite de una traducción oficial en Colombia debe legalizarse Mediante la legalización se reconoce la firma del funcionario público en el documento. Además, si el país de destino hace parte del Convenio de la Haya, se debe apostillar el documento y luego hacer la traducción oficial. Algunas veces no es necesario traducir la apostilla ya que ésta suele estar en dos o tres idiomas (por lo general inglés y francés). Sin embargo, es preferible hacer la traducción oficial puesto que todo el documento debe estar traducido al idioma de destino.

Esto es todo lo que necesitas saber sobre las normas de traducción oficial en Colombia.

Ahora, si estás buscando un traductor oficial en Bogotá u otra ciudad de Colombia, Inglés Bogotá Traducciones cuenta con un excelente equipo de traductores oficiales con amplia experiencia. Ofrecemos un servicio de traducción oficial rápido y certificado para trámites en el exterior. Si necesitas más información sobre nuestro servicio de traducción oficial en Bogotá, no dudes en llamarnos o contactarnos por medio de nuestro formulario de cotización.

Volver arriba