Saltear al contenido principal
¿Cómo Traducir Los Estados Financieros?

¿Cómo traducir los estados financieros?

Cómo traducir los estados financieros: Una introducción.

A la hora de traducir los estados financieros, hay que tener en cuenta algunas consideraciones especiales.

Se requiere mucho cuidado y precisión para asegurar que los estados financieros o las cuentas sean traducidas fielmente como los documentos originales.

Las normas internacionales de contabilidad (IFRS) intentan estandarizar las cuentas en términos numéricos, a través de las fronteras, las empresas con sede en los diferentes países, las comparaciones en la forma homogénea.

Pero cuando se trata del idioma, la traducción exacta es absolutamente clave para asegurar que los estados financieros sean fáciles de entender y comprender en otro idioma.

Por ejemplo, cualquier error en los números podría tener consecuencias graves.

¿Qué sucede si las cuentas por pagar de $ 100,000 en un idioma se convierten en $ 1,000,000 en otro? Esto podría significar la retirada de un posible inversor… consecuencia nefasta.

Y luego están los términos técnicos y precisos, las convenciones de fechas y el formato.

Todo esto debe tenerse en cuenta para que los estados financieros se traduzcan de manera efectiva.

Explico más abajo.

Términos técnicos

Empecemos con los términos técnicos.

A menudo tienen un significado exacto en la contabilidad y, por lo tanto, deben ser tratados con mucho cuidado.

A veces los términos que suenan simples pueden tener un significado exacto cuando se encuentra en el contexto contable. Traducirlos «normalmente» no va a funcionar; se requiere una traducción contextual exacta y apropiada.

Por ejemplo, la amortización y la depreciación tienen significados especiales y claros.

Ambos se relacionan con la depreciación del valor de los activos a lo largo del tiempo.

La depreciación se refiere a los activos fijos, mientras que la amortización se refiere a los activos intangibles.

El activo y el pasivo también tienen un significado especial, ya que el componente «corriente» normalmente indica un período de tiempo de 1 año.

Por lo tanto, los activos circulantes son activos que pueden convertirse en activos en el plazo de un año, y los pasivos circulantes son deudas que deben pagarse en el plazo de un año.

Debido al lenguaje técnico, es importante que las traducciones sean realizadas por traductores financieros especializados.

En el caso de los estados financieros, la traducción debe ser realizada por un traductor especialista en la materia contable, es decir, alguien que entienda completamente la naturaleza de los estados financieros tanto en el idioma original (fuente) como en el traducido (meta).

Formato

Los estados financieros tienen un formato específico y, por lo general, este formato debe mantenerse cuando se traduce un idioma a otro.

Los datos aparecen a menudo en las columnas paralelas y es importante mantener el diseño original para la comprensión de las cuentas en el idioma traducido.

A veces este formato necesita ser recreado.

Por ejemplo, si las cuentas son originales en el formato pdf y no se dispone de un documento equivalente en palabras, es posible que el traductor financiero tenga que reproducir el formato al crear las cuentas traducidas. Esto significa que el traductor también debe ser un maquetador experto.

Convenciones de fecha

Cuando se trata de estados financieros, las fechas son muy importantes. Esto se debe a que las cuentas representan una instantánea de la situación de una empresa en un momento determinado.

Por lo tanto, las fechas deben estar escritas de forma clara y apropiada, asegurándose de no causar ninguna confusión para una persona que lea los estados financieros.

También hay diferentes formatos de fecha y es importante para el traductor.

Por ejemplo:

31 de marzo de 2017 o marzo 31 de 2017?

La descripción que acompaña a la fecha también va a tener un significado especial.

Por ejemplo

«Al 31 de diciembre de 2017» se refiere a un momento determinado.

«Año que termina el 31 de diciembre de 2017» se refiere a la actividad en los 12 meses hasta el 31 de diciembre de 2017 inclusive.

Si bien estas fechas pueden ser claras en el documento original, es importante que se traduzca correctamente para preservar su significado exacto.

Convenciones sobre el número y la moneda

¡Los estados financieros son todo números!

Por lo tanto, es esencial que estos números se representen correctamente en los documentos traducidos. Lo mismo ocurre con las divisas.

Y la cosa es que los números y las monedas no están representados exactamente de la misma manera en diferentes idiomas y países.

Por ejemplo, un millón en inglés debe ser escrito como 1,000,000 mientras que en español normalmente se escribe: 1’000.000

Es fácil de entender, por lo tanto, que si los números no se traducen o se transfieren correctamente de un idioma a otro, entonces esto podría causar una gran confusión.

Los montos monetarios en diferentes monedas también deben ser escritos claramente. Por ejemplo, 1.000 USD.

Así es, como puede ver, no se trata sólo de traducir las palabras, cuando se trata de traducir los estados financieros.

Por esta razón, la traducción de los estados financieros debe ser realizada por traductores experimentados en tema contable, con un conocimiento profundo del tema, las convenciones y los requisitos de formato.

Coherencia

Para todos los puntos anteriormente mencionados, la coherencia es la clave.

Cuando se trata de fechas, todas las fechas deben presentarse en el mismo formato.

Cuando se trata de monedas / importes monetarios, deben presentarse en el mismo formato.

Si se trata de términos técnicos, es importante que se utilicen de forma consistente en todo el documento.

Recursos de la campaña

Existen varios recursos diferentes para ayudar a los traductores financieros en la traducción de los estados financieros.

Los sitios web como investopedia.com y accountingcoach.com (en Inglés) y gerencie (Colombia) son excelentes para revisar los términos técnicos.

También hay muchos estados financieros disponibles en línea en la mayoría de los países e idiomas, los cuales pueden ayudar a los traductores financieros.

Cómo traducir los estados financieros: Conclusiones

Traducir los estados financieros con precisión no es tarea fácil. Pero con la preparación y el enfoque, los resultados son posibles y excelentes.

Aquí, en Inglés Bogotá Traducciones y contenidos, trabajamos con un equipo de traductores financieros y expertos para asegurar la calidad de sus estados financieros.

¿Desea obtener más información? Póngase en contacto con nosotros.

Volver arriba