¿Cuál es la diferencia entre un traductor y un intérprete?

¿Cuál es la diferencia entre un traductor y un intérprete?

Tradicionalmente un traductor es quien traduce escritos o documentos, mientras que un intérprete traduce oralmente y en tiempo real. Las capacidades y habilidades entre estos dos son diferentes. Un traductor se sienta, lee y revisa el escrito que va a traducir y por lo general cuenta con herramientas para hacer su trabajo como un diccionario bilingüe o programas de software que agilizan su labor. También puede revisar bases de datos y otras fuentes en línea para asegurar una adecuada traducción.

En cambio, un intérprete está haciendo todo en tiempo real y con su voz; está actuando como enlace de comunicación entre dos partes que tienen un impedimento lingüístico. Él o ella deben ser más que bilingüe para tal tarea; debe ser bi-cultural. Un extranjero que visita Bogotá no sólo trae un idioma diferente al nuestro, sino también trae una cultura y costumbres diferentes. Un buen intérprete debe conocer de antemano estas costumbres, ya que forman parte de la comunicación que se va a estar interpretando. Además de esto, cada región del mundo cuenta con sus propias expresiones, modismos, dialectos, jergas y palabras regionales que también deben ser conocidas de antemano por el intérprete y que deben ser traducidas en su idea equivalente o aproximación, ya que no se podrán hacer de forma literal.

Adicional a todo eso, el intérprete debe conocer acerca del tema que se va a tratar; muchas veces los eventos a traducir son de lenguaje muy técnico y especializado que resulta ser de alta complejidad para traducir. Y finalmente, el intérprete debe tener una destreza extraordinaria para escuchar en un idioma, memorizar, traducir, interpretar y hablar en otro idioma, todo casi al mismo tiempo, durante horas y sin fatigarse. Esto realmente es una habilidad que se va desarrollando con la práctica y experiencia y no es algo que cualquier bilingüe o traductor pueda hacer.

Es muy común que el intérprete haya vivido en otros países y tenga conocimiento de la cultura y gente de aquellas regiones en donde estuvo, que esté muy actualizado y conozca diversos temas. Esto les da perspicacia acerca de cómo se expresan y que dichos utilizan o son comunes en esos países. También llegan a conocer los acentos regionales y cualquier pronunciación peculiar que tienen. Todo esto forma parte de la comunicación. No solo es verbal, es cultural.

Para eventos importantes donde es imperativo que todo quede claro y entendido entre las partes que no hablan el mismo idioma, es necesario tener un intérprete con estos conocimientos, habilidades y experiencia. Para eventos importantes, no basta usar un amigo o colega que hable inglés. No solo da una mala imagen al evento, sino que se corre el riesgo de perder importantes detalles o fallar en el intercambio de información especifica. Si un evento o invitado extranjero es importante para usted, también debe tener un buen intérprete profesional al lado.

Cotización Gratis
2015-12-21T22:07:31+00:00