Estudio de Caso: Traducción jurídica para una firma de abogados

Estudio de Caso: Traducción jurídica para una firma de abogados

Este estudio de caso de traducción expone en detalle el proyecto de traducción jurídica que realizó Inglés Bogotá en marzo de 2017 para una firma de abogados.

Antecedentes

El cliente era una empresa de abogados con sede en el Reino Unido. Esta empresa se dedica a prestar servicios jurídicos empresariales a compañías de diversa índole.

Su rentabilidad y reconocimiento en el campo jurídico nacional le permitió expandirse a otros mercados como Colombia, México, Alemania, Estados Unidos, Australia y Francia. Al igual que otras empresas multinacionales, la firma contaba con una gran cantidad de documentos en inglés que necesitaba traducir.

Objetivos de la empresa

La empresa estaba trabajando para una empresa en Bogotá, Colombia. Contaba con 120 documentos que necesitaban una traducción jurídica al español, entre los cuales se encontraban contratos, estados financieros, certificados y otros documentos oficiales. Estos documentos debían ser traducidos en un plazo de 6 semanas.

Para llevar a cabo un proyecto de estas características era necesario buscar una empresa de traducción en Bogotá que pudiera cumplir con el plazo, ofrecer una traducción de calidad, llevar a cabo traducciones oficiales y mantener bajo confidencialidad la información privada de la empresa y su cliente.

Solución: traducción jurídica

La firma de abogados decidió contratar a Inglés Bogotá Traducciones para este proyecto, ya que es una empresa de traducción reconocida en Bogotá, con más de 10 años de experiencia y que cumplía con todos los requisitos necesarios. Esto le permitiría contar con traductores especializados en traducción jurídica y traducción oficial que garantizaran la calidad de la traducción. Adicionalmente, la experiencia en proyectos de traducción de alto volumen podría acortar el plazo necesario para completar la traducción.

soluciones bogota

Recepción de documentos y cotización

La firma de abogados nos envió 120 documentos en formato PDF para cotizar una traducción de inglés a español. Se hizo una conversión en formato Word para hacer un conteo de palabras. La cotización se basó en la cantidad total de palabras, el plazo de entrega y otros factores que influyen en el precio de la traducción como el formato de los documentos.

Después de explicarle al cliente cómo se realizaría la traducción se acordó traducir todos los documentos en un plazo de entrega de 4 semanas. El cliente estaba muy satisfecho con la oferta ya que el plazo de entrega se redujo en 2 semanas. Además, el proyecto se realizaría con un equipo de traductores con amplia experiencia en traducción jurídica y traducción oficial. Cumplíamos con todas las expectativas de la firma de abogados.

Asignación de traductores

Una vez aprobada la oferta de traducción, se procedió a dividir los documentos entre varios traductores para agilizar el proceso. Los traductores oficiales se encargarían de los documentos oficiales para certificar la validez legal. Los otros documentos fueron asignados traductores especializados en traducción jurídica para garantizar la calidad de la traducción.

Para mantener la consistencia terminológica se creó un glosario que se compartió con los traductores y el cliente. Además, si un traductor tenía dudas acerca de un término, el equipo de Inglés Bogotá buscaba la traducción adecuada. Y de ser necesario, se consultaban dos opciones de traducción con el cliente para ver cuál término prefería. Esto era clave ya que un error terminológico podría causar discrepancias en la interpretación de los contratos y otros problemas legales. Además, era importante mantener la comunicación con el cliente para solucionar problemas e inquietudes durante el proceso y no después de terminar el proyecto; de no hacerlo se vería afectada la relación con el cliente y la calidad de la traducción.

Revisión y proofreading

Al terminar cada traducción, los documentos eran enviados al equipo de revisión y proofreading. Este equipo estaba conformado por traductores que se encargaban de comparar el documento original con la traducción. También revisaron el texto traducido para corregir errores, mantener la consistencia terminológica, mejorar la redacción (para que el público objetivo entendiera el contenido de los documentos) y arreglar el formato para que se asemejara lo mejor posible al documento original.

Entrega

Se hicieron entregas parciales a medida que se terminaba de traducir un conjunto de documentos. De esta forma el cliente también podía revisar la traducción jurídica para que pudiéramos hacer los cambios pertinentes. Luego se envió la traducción final en el formato que deseaba el cliente.

Después de la entrega final, el cliente pudo solicitar cambios sin costo adicional para lograr la traducción y calidad deseadas.

resultados bogota

Resultado: beneficios para la empresa

Gracias al proceso de traducción y a la continua colaboración entre Inglés Bogotá Traducciones y la firma de abogados, se pudo completar el proyecto de traducción en el plazo acordado. La firma de abogados logró obtener la traducción jurídica de calidad que estaba buscando.

La traducción final también fue enviada a la empresa en Bogotá con quien sigue teniendo una relación de negocios.

Hoy en día la firma sigue siendo cliente de Inglés Bogotá. Continúa contratando los servicios de traducción para sus negocios en Bogotá y otras partes del mundo. Las traducciones le permitieron ganar reconocimiento y crear nuevas oportunidades de negocio.

Si está interesado en nuestros servicios de traducción, por favor contáctenos. Usted también puede ser parte de nuestros casos de éxito.

Cotización Gratis
2017-06-18T07:03:15+00:00