Interpretación simultánea ¿Con o sin equipos?

Interpretación simultánea ¿Con o sin equipos?

Usar equipos o no en una interpretación simultánea realmente es cuestión de números, tanto de asistentes como de presupuesto, y del tipo de evento que se va a hacer. En los últimos años, Bogotá se ha convertido en una ciudad empresarial importante para Latino América y el mundo, con muchos invitados y socios extranjeros visitando la ciudad. Y vemos una gran variedad de eventos, charlas y reuniones tomando lugar en sitios que van desde lujosos hoteles, hasta modestos salones de oficina. Un factor importante para cualquier evento que requiera un intérprete es que todos los asistentes e invitados se sientan cómodos y que sean atendidos de la mejor forma. Pues muchas veces el intérprete es el único canal de comunicación que existe entre los asistentes y el invitado extranjero. Es por eso que este enlace de comunicación también debe crearse de modo que sea cómodo, adecuado y de excelente calidad para todos los asistentes.

Lo primero que se debe tener en cuenta es que una interpretación simultánea con equipos incluye: una cabina de uno o dos puestos que se va ubicar dentro de la misma sala del evento. Esta cabina es para aislar auditivamente al intérprete, para que él o ella hagan su trabajo sin interrumpir el evento. Hay que analizar el recinto donde se hará el evento para ver si hay un espacio adecuado donde pueda ubicarse esta cabina, con vista directa al orador, y sin crear obstáculo para los asistentes.

Segundo, aun si se cuenta con el espacio, ¿esta cabina y los demás equipos son necesarios? Ciertamente la tecnología es una gran herramienta y de mucho provecho para la audiencia, quienes pueden decidir si escuchan la traducción por medio de audífonos o dejarlos a un lado y escuchar directamente al orador. Además, estos equipos le dan cierto prestigio al evento en sí, pero tal vez sea demasiado. Algunos eventos en Bogotá son más bien reuniones en oficina o charlas no tan formales y solo involucran unos pocos asistentes. En casos como estos, tener al intérprete al lado del orador sería de mucho más provecho para los asistentes, ya que ellos pueden interactuar de forma mucho más directa e inmediata por medio del intérprete. Esto muchas veces crea un ambiente más cómodo y amigable entre el invitado y los asistentes, y también sirve para romper el hielo entre todos. Puede que usar equipos en tales situaciones termine siendo más un impedimento que un beneficio para la comunicación.

Por otro lado, hay eventos más formales y con mayor audiencia donde no es posible tal interacción o donde hay que dar una imagen y servicio más serio para el tema a tratarse. Aquí es cuando usar equipos es prácticamente necesario. Este tipo de eventos por lo general involucran alquilar un salón y al momento de hacerlo se debe tener en cuenta el espacio adecuado para situar la cabina con el o los intérpretes. Con todo bien ubicado, y con proveedores de servicios en traducción y equipos de interpretación simultánea de buena reputación, su evento dejará a los asistentes con una muy buena impresión, y sobretodo habrá comunicado de forma clara todo el mensaje y propósito de dicho evento a los asistentes. 

Cotización Gratis
2017-08-05T20:29:23+00:00